El año de Nicolás López, antes de la acusación de la Fiscalía: Sigue con Imaginacción y asesora guiones

Esta semana la Fiscalía Oriente solicitó 15 años de presidio para el cineasta, por cargos de violación y abuso sexual contra mujeres. En el último tiempo, ha seguido asesorándose con la empresa de comunicación estratégica de Enrique Correa, ha estado encima de varios proyectos audiovisuales y ha hecho asesoría de guiones.

Cuando el período de pandemia entraba en tierra derecha, en abril, se lanzó en Instagram el primer capítulo de SOS Mamis, la webserie de comedia sobre un grupo de chat de apoderadas encarnadas por Paz Bascuñán, Loreto Aravena, María Elena Swett, Tamara Acosta y Jenny Cavallo. Una primera temporada compuesta de cinco capítulos de diez minutos que quedó disponible en la cuenta @sos.mamis, la que hoy totaliza cerca de 88 mil seguidores.

En un comunicado, cuatro meses después, Mega anunciaba el estreno de su segundo ciclo a través de sus plataformas digitales, celebrando que la primera tanda de episodios había rondado las 4 millones de reproducciones, y remitiéndose a detallar el elenco y a especificar que habría cinco nuevos capítulos disponibles desde el 13 de agosto.

Un alcance que vino precedido de una polémica en septiembre de 2019. Según reveló La Tercera en ese momento, la serie –un formato originalmente mexicano y llamado tentativamente El grupo– había sido adaptada por Nicolás López, director que ya por ese entonces estaba formalizado por los delitos de violación y abuso sexual, quedando con arraigo nacional, firma mensual y prohibición de acercarse a denunciantes.

La organización que reúne a las actrices chilenas (RACH) emitió un comunicado señalando “que nos parece de gran relevancia informar sobre la posible presencia de un procesado por abusos en el contenido de una ficción que aborda el mundo de la mujer”.

Miguel Asensio, su socio en Sobras -la emblemática productora que cerró apenas se conocieron las acusaciones de 2018 en revista Sábado- dijo a este mismo medio que López no era el director de la ficción (sino Chepo Sepúlveda) y que se trataba de un proyecto de Tiki Pictures, la compañía que levantó en esos momentos. De hecho, recalcó que la injerencia de López en lo que posteriormente se conocería como SOS Mamis sólo había consistido en “que me echara una mano en la adaptación del guión, punto, no está en los créditos ni nada”.

De alguna manera, SOS Mamis se alzó como el gran proyecto que el realizador chileno trabajó mientras enfrentaba a la justicia. Y también puede funcionar como una suerte de retrato de cómo ha sido su vida en los últimos años.

Una producción que se empezó a conversar en el cumpleaños 36 de Nicolás López, el 16 de marzo de 2019, momento que el realizador conmemoró subiendo a su Instagram una foto junto a la actriz y escritora brasileña Mirella Granucci. Reunidos en su casa, en un edificio en Providencia –que alojaba Sobras y hoy acoge las dependencias de Tiki–, el grupo conversó sobre los chats de colegios, explican presentes en la celebración.

En esa misma instancia estaban Asensio, amigos y parte del que terminaría siendo el elenco de la webserie, las actrices Loreto Aravena y Paz Bascuñán, esposa de su exsocio y figura recurrente de sus películas, como Sin filtro y No estoy loca.

Ambas han brindado públicamente su apoyo al cineasta y se mantienen como parte de su círculo más cercano. Es, de alguna manera, el grupo de hierro que se ha mantenido como su entorno más férreo durante este tiempo.

+ info: www.latercera.cl