“Macrofiestas” ilegales de más de 40 horas terminaron en Francia y España: Comenzaron en la noche previa a Año Nuevo

En Francia y España se registraron dos “macrofiestas” ilegales, que duraron cerca de 40 horas. Las celebraciones comenzaron la noche del jueves 31 de diciembre. En la primera de ellas las autoridades galas abrieron una investigación judicial para identificar y enjuiciar a los organizadores de una fiesta clandestina que atrajo a al menos 2.500 personas en el oeste del país, a pesar del toque de queda decretado por la pandemia del coronavirus, dijo el ministro de Interior el sábado. Gerald Darmanin explicó en Twitter que la actuación policial en las inmediaciones de la fiesta en Lieuron, en la región de Bretaña, “condijeron al final de la fiesta ilegal sin violencia” el sábado en la mañana, a unas 36 horas de su inicio. Más de 1.200 personas fueron multadas por incumplir el toque de queda, por no usar mascarilla, y por participar en una reunión ilegal, agregó el ministro, señalando que se confiscaron equipos de sonido y generadores eléctricos. Fiesteros de Francia y del extranjero se congregaron en un hangar de Lieuron el jueves en la noche para celebrar el nuevo año. Según las autoridades, los asistentes atacaron a la policía la primera noche, quemando un auto patrulla e hiriendo a varios con botellas y piedras. La fiesta se celebró a pesar de que el país está bajo un toque de queda nocturno que busca disuadir a la gente de reunirse durante la pandemia. Mientras que en España, la policía regional de Cataluña (noreste de España) desalojó este sábado una macrofiesta ilegal que comenzó la noche de fin de año y que congregaba a más de 200 personas de varios países europeos en una nave industrial abandonada de la provincia de Barcelona violando las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, informaron fuentes policiales. La fiesta “rave” empezó a celebrarse sobre las 21.00 horas local (20.00 GMT) del 31 de diciembre en el municipio de Llinars del Vallès y continuó hasta hoy, cuando los agentes que la vigilaban decidieron intervenir, aunque hasta ese momento habían esperado a que los participantes la abandonaran por voluntad propia para evitar “incidentes graves”. Algunos sí lo hicieron, y al ir saliendo del recinto, la policía procedía a identificarles y a tramitar la correspondiente denuncia, entre otras cosas, por asistir a una fiesta prohibida con motivo de la covid-19, sin guardar las distancias de seguridad ni usar mascarilla. La celebración de la macrofiesta, que sus organizadores querían alargar hasta el lunes 4 de enero, había sido denunciada por los vecinos de la zona.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Internacional/2021/01/02/1008243/macrofiestas-ilegales-Espana-Francia.html