Sigue la pelea por los correos del Minsal: Paris solicita a la Suprema que suspenda la resolución que autorizó la fórmula de la fiscalía para acceder a los e-mails

A su juicio, la autorización del juez Patricio Álvarez “ha sido dictada en abierta contravención de lo resuelto” por la Corte Suprema. “Corresponde al Ministerio Público identificar cuáles son los hechos delictivos denunciados, por ejemplo, mediante términos o descriptores de búsqueda”, dice el escrito del ministro.

En un escrito de ocho páginas, ingresado a la Sala Penal de la Corte Suprema, el ministro de Salud, Enrique Paris, solicita “la inmediata intervención de la judicatura” con el objetivo de suspender la autorización despachada el viernes por el 7mo Juzgado de Garantía. La resolución, firmada por el juez Patricio Álvarez, acogía la fórmula presentada por la fiscalía para cumplir con el fallo del máximo tribunal y proceder a la incautación de los correos electrónicos.

La fórmula que autorizó el magistrado Álvarez daba luz verde para que el Ministerio Público obtuviera —a través de peritos del Laboratorio de Criminalística y del Cibercrimen de la PDI , bajo supervisión de la fiscalía— “dos copias forenses (copia A y copia B) de la totalidad de los correos electrónicos sobre los cuales recae la medida”.

Esa resolución establecía que la fiscalía conservaría la totalidad de la copia A “en calidad de comunicaciones retenidas (…) como ‘copia testigo’, bajo cadena de custodia y sin poder acceder a ella”. La copia B quedaría en manos del Minsal y se le ordenó a Paris que, en un plazo de tres días, singularice “las comunicaciones electrónicas que se correspondan con los supuestos de excepción previstos” por la Corte Suprema. Es decir, los que podrían afectar la seguridad nacional haciendo alusión a la compra de insumos médicos estratégicos o la disposición de efectivos militares o policiales.

Así, con la lista singularizada de Paris, la fiscalía procedería a extraer esos correos de la copia A. De esta forma, resolvió el magistrado Álvarez, el Ministerio Público solo estaba autorizado para acceder a la copia con los correos depurados por el ministro Paris. El resto quedaría fuera de su alcance y no podría acceder a ellos.

Por esta vía, se daba cumplimiento a lo fallado por la Suprema cuando permitió la incautación de la fiscalía, pero solo respecto de aquellos correos “vinculados únicamente a la comprobación de los hechos delictivos denunciados”.

Sin embargo, a juicio de Paris la resolución del juez Álvarez “ha sido dictada en abierta contravención” con la sentencia de la Segunda Sala del máximo tribunal. En su escrito, el titular de Salud plantea que es deber de la fiscalía “identificar cuáles son los hechos delictivos denunciados, por ejemplo mediante términos o descriptores de búsqueda, y así cumplir con la exigencia impuesta por S.S.E., de hacer posible la vinculación de tales hechos con los correos electrónicos que pretende incautar”.

Fuente: www.latercera.cl